FIESTA DE LA CRUZ DE MAYO

La Fiesta de La Cruz de Mayo, cuyo origen se remonta a los tiempos de la Conquista, cuando una de las devociones más generalizadas en el país era la Santa Cruz.

Como el misionero católico apenas sabía el idioma de los indios a quienes venía a evangelizar, para hecerse entender necesitó servirse de signos externos para reforzar su enseñanza.
Era primordial inculcar la idea de Dios, unida al misterio de la redención y a la verdad de la recompensa después de esta vida. Para esto recurrían a la cruz, la que colocaban en alguna colina o lugar visible cerca de sus misiones.
Como un medio de mantener viva la doctrina, nombraban fiscales en los pueblos, quienes tenían el encargo de bautizar y rezar los días festivos en la capilla o al pie de esa cruz expuesta a la veneración pública.

Los misioneros fundaron hermandades en torno al culto de la cruz el que se tributaba los últimos ocho días de ese mes en los que acudían bailes chinos a danzar ante el madero.
Posteriormente, las cruces veneradas en los campos se arreglaban con flores y variados adornos. En las casas se honraba la cruz con el reso del Rosario, el canto de letanías, con canto a lo divino y se festejaba con mistelas y gloriao.

En la comuna se celebra en La Chocota, La Greda, Maitenes, El Rincón, La Quebrada, Pucalán entre otras, en ellas se realiza una procesión por el pueblo junto a danzantes y chinos hasta llegar a la Santa Cruz.

Arriba       Volver